A Vitoria-Gasteiz le puede su pasado medieval. Un tiempo en el que la ciudad se llenó de ricos mercaderes,  intrigas palaciegas, amores adúlteros y venganzas entre familias de alta alcurnia. Hoy, los murales de una ciudad pintada, que no deja resquicio al desaliño ni a la desproporción, muestran lo que es y lo que fue a vecinos, turistas y viajeros.
Seguir la ruta de los murales es una curiosa forma de descubrir la ciudad y sus mensajes simbólicos.

Vitoria mural

Foto Euskadi Basque Country

Como el de este mural que exhibe a la Ciudad de Vitoria representada en una alta Dama a la que el Tramposo intenta engañar, mientras es advertida del ardid por la posadera. ¡Qué otra cosa puede pasar en una ciudad que tiene un museo dedicado a los naipes gracias al insigne y conocidísimo Heraclio Fournier!. Y donde, además, según cuentan las crónicas sólo los más acaudalados poseían una baraja de naipes que pasaba de generación en generación y por testamento.

Foto Euskadi-Basque Country

Foto Euskadi-Basque Country

Nuestra visita comienza en la Plaza de España, también llamada Plaza Nueva. Porticada y de estilo neoclásico, antiguamente se celebraban aquí corridas de toros. Hoy es lugar de terrazas y de disfrute de la chiquillería, que corretea sin peligro por el centro del cuadrilátero o cambia cromos los domingos, como antaño.

Vitoria folletoEn la Plaza de España se ubica el ayuntamiento y, muy importante, la oficina de Turismo. No olvides recoger este folleto con todas las actividades de Semana Santa ¡Hay tantas visitas guiadas y tan atractivas!.

Resulta difícil decidir, porque eso de Ruta Dulce, suena de maravilla. Y qué decir de la Ruta Eco-cultural o la Ruta de la Muralla, o la Ruta guiada en Bicicleta por los Humedales de Salburúa…

Foto Erre del Hierro

Foto Erre del Hierro

Al final, nos puede la tentación y nos decantamos por la Ruta Saborea Vitoria en Cuadrilla que incluye un paseo por el casco medieval, con cinco pintxos y tres criancitas de Rioja Alavesa.  No en vano Vitoria-Gasteiz es Capital Gastronómica 2014 y eso se nota en el ambiente.

Nos acompañan en nuestro recorrido Elizabeth, además de los fantasmas o los espíritus de aquellos nobles, o de quienes fueron mendigos, que habitaron un día la ciudad  medieval y que aún  merodean entre nosotros.

Nuestra visita es de día. Pero Vitoria tiene una visita nocturna algo más perturbadora. La llaman “Vitoria de leyenda” y muestra el lado oscuro de la ciudad. Elizabeth nos va a dar algunas pistas.

Foto Euskadi-Basque Country

Foto Euskadi-Basque Country

Como ocurre en la plaza del Machete, donde antiguamente los munícipes juraban sus cargos sobre los evangelios en presencia del  afilado instrumento que da nombre al lugar. Ese artefacto cortante, bien guardado aún,  les recordaba la amenaza de cortarles la cabeza en caso de incumplimiento.
Volved a la actualidad e imaginad cual es el comentario más habitual de los visitantes.

Pero es que aquí, y volvemos al pasado, es donde fueron ajusticiados célebres asesinos, como el Sacamantecas, del que dicen fue el primer asesino en serie que se conoce.

Foto Euskadi-BasqueCountry

Foto Euskadi-BasqueCountry

Este bello y siniestro rincón medieval se sitúa en torno a los Arquillos, una construcción del siglo XVIII donde vivió sus últimos años el músico Sebastián Iradier. El mismo que compuso la famosa habanera “La paloma”. Tararea que seguro lo recuerdas.
Una placa en los Arquillos le rinde homenaje, y cada mediodía el carrillón del reloj del ayuntamiento suena con esta melodía. ♫ ♫ ♫”Si a tu ventana llega una paloma….”.

No hemos dado muchos pasos, y ya tenemos la primera paradita en el Bar Toloño. Un lugar de referencia en la ciudad en lo que a pintxos se refiere, según nos cuenta Elisabeth y nosotras mismas podemos comprobar.

Con el buen sabor de boca, subimos ahí al ladito a la torre de San Vicente. Construída entre los siglos XV y XVI y de estilo gótico tiene 107 escalones y lo que es seguro es que cuando llegues arriba te encontrarás con unas vistas inolvidables de la Almendra y entenderás porqué al casco medieval de Vitoria se le llama así.

Foto Euskadi-BasqueCountry

Foto Euskadi-BasqueCountry

Y todavía ahí podrás recorrer el entramado de madera sobre las naves de la Iglesia y asomarte al Paso de Ronda.

Marquesa de Montehermoso

Marquesa de Montehermoso

Imposible perderse la visita al Palacio de Montehermoso, de estilo gótico renacentista y mansión de nobles y monarcas que hacían parada en Vitoria-Gasteiz.  Cuenta la historia y la leyenda que aquí se alojó José Bonaparte con su corte antes de huir a Francia y se enamoró de la marquesa.

Con ella, una culta y bella mujer, huyó al país vecino mientras el marido, ya en la Restauración Borbónica, fue acusado de traidor y ajusticiado. En la Plaza del Machete, por supuesto.

Nos gustó muchísimo la Casa del Cordón, en la calle Cuchillería. La trágica historia de sus ricos propietarios judíos conversos , Sánchez de Bilbao y de su enemistad con  los Martín Escoriaza queda muy bien reflejada en la novela de Toti Martínez de Lecea, “La Calle de la Judería”.
En el edificio pernoctaron los Reyes Católicos, Juana la Loca y Felipe el Hermoso. Y el papa Adriano VI, de paso por la ciudad, recibió el nombramiento estando allí.
La cúpula del piso principal en forma de bóveda estrellada gótica es espectacular.

Foto Euskadi-Basque Country

Foto Euskadi-Basque Country

De la catedral vieja qué os vamos a contar que no sepáis. Que sigue abierta por obras. Y que es obligatoria su visita. Lleva  20 años cerrada al culto, y 14 en obras por problemas de cimentación que vienen del siglo XVI. Merece un post aparte. Comprobar in situ cómo se restaura es un lujo. No cuesta nada reservar la visita, y el casco te lo dan allí.

Foto Euskadi Basque Country

Foto Euskadi Basque Country

Nos toca volver a reponer fuerzas. Esta vez elegimos taco de salmón y tortilla de bacalao hecha al momento en el Sagartoki, del cocinero Senén González. Otro superreconocido gastrónomo local. Su creación de pintxo de huevo frito envuelto en patata frita que estalla en la boca, rinde a los más sibaritas. Y su tortilla de patatas, ni os comentamos. ¡Una imagen vale más que mil palabras!.
Y Vitoria es capital gastronómica este año. Ningún tabernero os defraudará.

Foto Euskadi basque Country

Foto Euskadi basque Country

Foto Euskadi Basque Country

Foto Euskadi Basque Country

Elisabeth nos propone ampliar la visita y llegarnos hasta el Anillo Verde que es como el santo y seña de la Vitoria Green Capital. Dicho y hecho, contratamos un triciclo con conductor y nos vamos de paseo hasta el Humedal de Salburúa, una parte del anillo verde que rodea la ciudad. Nos lleva Diego. Y tranquilos, que esto no es Asia. El triciclo lleva un pequeño motor. Si vais con niños no olvidarán este día.

Nosotras tampoco.

Impresionante el parque de Salburua. Nos encontramos ciervos.
Aquí estábamos con la boca abierta.

Vitoria Salburua ciervos

Y cigüeñas.

Foto Nicolás López de Armentia http://bit.ly/1eoPrLO

Foto Nicolás López de Armentia http://bit.ly/1eoPrLO

Ya de vuelta Elizabeth nos habló de las procesiones previstas para Semana Santa. Como la del Silencio que se celebra cada Jueves Santo desde 1538.  Los pasos representan la Última Cena, la Oración en el Huerto, el Beso de Judas. O el Sermón de las 7 palabras del viernes Santo en alusión a las 7 últimas frases dichas por Jesús en la cruz.
Y dice la leyenda que una de las púas de la corona de espinas que lleva el Cristo en la cruz es auténtica. Una reliquia.

Vitoria procesión 2 Eduardo de Nó

¿Qué más? Que Vitoria-Gasteiz es una ciudad acogedora. Pregunta por una calle y hasta te acompañarán a tu destino. Es verde, es gastronomía y si vas con niños no problem. Hay un montón de actividades para ellos.

En el Museo Artium y en el Galeón Pirata les acogerán como a príncipes.

Y si quieres optar por un fin de semana verde y sentirte “green” apúntate al Gastro Green Weekend. Dos noches de hotel, visita guiada a la ciudad (incluída la catedral vieja) y entrada al Artium.

Así de bonita es Vitoria-Gasteiz. Celedón y la Virgen Blanca la protegen

Foto Euskadi Basque Country

Foto Euskadi Basque Country