Santuario de Aranzazu, Santuario de Arantzazu, Arantzazu, Camino Ignaciano, San Ignacio de Loyola, Oñati, Gipuzkoa, Guipuzcoa, Oñate, franciscanos

Vista del Santuario de Arantzazu y entorno. Foto de Txindoki https://goo.gl/TQAuCB

-A veces hay sitios en los que sientes que estás participando de algo grande que está pasando en el universo.
-Igual son los bosques de hayas, robles, avellanos, espinos y enebros. Tal vez ese santuario colgado de un barranco rodeado de macizos rocosos y desfiladeros y oculto entre montes. O será el clima, el sol, el viento, la nieve, la lluvia, siempre intensos en este lugar privilegiado.
-Estamos en el Santuario de la Virgen de Aránzazu, la patrona de Gipuzkoa.
-Corría el año de 1465 y en lo que hoy es territorio vasco oñacinos y gamboínos protagonizaban una auténtica guerra civil de la época.
-Un pastor de cabras, Rodrigo de Balzategui, encontró entre los espinos una estatua de la Virgen.
-Y sí. La leyenda cambia. No fue una aparición como ocurre en otros casos de pastores y vírgenes.
-Se trataba de una talla gótica datada posteriormente por los expertos en el siglo XIII.
-Fue a contarlo al pueblo y todos, los del clero primero, acudieron en peregrinación al lugar.
-Ocurría además que, aparte de lo de la guerra, había una larga sequía. Y después de aquello llovió a mares.

Lucio Muñoz, retablo Virgen de Aranzazu,Oteiza, Santuario de Aranzazu, Santuario de Arantzazu, Arantzazu, Camino Ignaciano, San Ignacio de Loyola, Oñati, Gipuzkoa, Guipuzcoa, Oñate, franciscanos, País Vasco, viajar, dónde ir en País Vasco

Tala gótica del s.XIII Virgen de Arantzazu Foto en instagram de Vicente Benavent https://goo.gl/xkqMsS

-Cuentan que el pastor sorprendido al ver la imagen entre los árboles de espino que pueblan el lugar exclamó: “Arantzan zu” (“Entre espinos tú”).
-Y se edificó una iglesia.
-El santuario de Aránzazu fue presa de las llamas hasta en tres ocasiones, aunque en todas ellas la talla de la virgen resultó ilesa. Pero en cada uno de los incendios se quemó valiosa documentación que deja muchas preguntas sin responder.
-Porque ¿quién dejó ahí a la Virgen?
-Y antes de Aránzazu, ¿Qué era de este lugar?
-Seguro que aquí moraba alguna diosa, tal vez Mari. De vez en cuando.

Santuario de Aranzazu, Santuario de Arantzazu, Arantzazu, Camino Ignaciano, San Ignacio de Loyola, Oñati, Gipuzkoa, Guipuzcoa, Oñate, franciscanos

Santuario de Arantzazu y entorno Foto Aritz en instagram https://goo.gl/UQyCE1

-Hoy Aránzazu es, además de un lugar de peregrinación, una ocasión para encontrarnos con artistas que fueron vanguardia en aquellos grises años 60 donde todo estaba prohibido.
-Aquí el gran escultor Jorge Oteiza colocó sus 14 apóstoles en la fachada. Antes tuvieron que pasar 12 años en la cuneta, tirados hasta su colocación en 1969, mientras la Iglesia decidía cuánto de irreverentes eran.
-Monseñor Constantini, encargado del Vaticano para temas de arte de la época, dijo de los apóstoles de Oteiza que eran “una hilera de monjes con las tripas arrancadas”.

apóstoles de Oteiza, Santuario de Aranzazu, Santuario de Arantzazu, Arantzazu, Camino Ignaciano, San Ignacio de Loyola, Oñati, Gipuzkoa, Guipuzcoa, Oñate, franciscanos, País Vasco, viajar, dónde ir en País Vasco

Los apóstoles de Oteiza en el Santuario de Aránzazu. Foto Guillén Pérez https://goo.gl/wKEKau

-“Los apóstoles, como animales sagrados, abiertos en canal, nos repiten que se  han vaciado, que han puesto sus corazones en otros. La identidad real del cristiano es sacrificarse así”. Jorge Oteiza
-Oteiza está en cada uno de los apóstoles, y si no les puso ojos es porque están orando. Los tienen cerrados.
-Son 14 apóstoles y no 12. Y seguirá por siempre la polémica.
-Fue así por una cuestión de proporcionalidad, seguramente. Por eso lo mismo habrían podido ser seis ó cincuenta.
-O tal vez eran 14 como los remeros de la trainera de Orio. Alguna vez lo contó así Oteiza. Era un gruñón y estaba aburrido de la misma pregunta. Pero algo habría.
-Arriba de los apóstoles su Piedad mira al cielo. Reivindicativa y furiosa. Como pidiendo explicaciones por la muerte de su hijo.

apóstoles de Oteiza, Santuario de Aranzazu, Santuario de Arantzazu, Arantzazu, Camino Ignaciano, San Ignacio de Loyola, Oñati, Gipuzkoa, Guipuzcoa, Oñate, franciscanos, País Vasco, viajar, dónde ir en País Vasco

Los apóstoles de Oteiza y la Piedad de Oteiza en el Santuario de Arantzazu

-En la entrada al interior de la basílica otra vez te invade esa misma sensación. La de sentirte parte de algo bello y trascendental.
-Todo lo contrario de lo que sentimos con la lectura de la prensa.
-El ábside donde se ubica esa talla de la virgen de Aránzazu es obra del pintor madrileño Lucio Martínez, quien ubicó a la virgen, tan pequeñita, en una pared de 600 metros cuadrados.
-“Mi obra es más para ser sentida que entendida. Sin jeroglíficos. Nadie se preguntará que quiere decir mi obra como nadie se pregunta que quiere decir el paisaje de Aránzazu o el color de sus montañas” Lucio Martínez.

Lucio Muñoz, retablo Virgen de Aranzazu,Oteiza, Santuario de Aranzazu, Santuario de Arantzazu, Arantzazu, Camino Ignaciano, San Ignacio de Loyola, Oñati, Gipuzkoa, Guipuzcoa, Oñate, franciscanos, País Vasco, viajar, dónde ir en País Vasco

Retablo de la Virgen de Aránzazu. Foto David Alegia en instagram https://goo.gl/HiFJ1R

-La cripta del Santuario de Aránzazu está llena de historias. Del pasado y de hace poco. Es un lugar curioso.
-Aquí se ubicaba la antigua iglesia. Y aquí fue donde 57 años después de que el pastor se encontrara la talla de la Virgen de Aránzazu, Ignacio de Loyola pasó una noche en vela camino del santuario de Montserrat. Aquí hizo su voto perpetuo de castidad.
-El escultor de Bermeo Néstor Basterretxea, es el autor de los murales que se exponen. Era 1955 y realizaba sus dibujos preparatorios. Pero no debieron gustar demasiado a los frailes, porque una mañana aparecieron todos pintarrajeados.
-Basterretxea quiso dibujar a un Cristo de espaldas, marchándose rabioso ante unos fieles que ya no lo eran. Le habían abandonado.
-Su Cristo final es un Cristo de grafiti. Rojo. Como un diablo. Furioso.

Nestor Basterretxea, cripta Arantzazu, Santuario de Aranzazu, Santuario de Arantzazu, Arantzazu, Camino Ignaciano, San Ignacio de Loyola, Oñati, Gipuzkoa, Guipuzcoa, Oñate, franciscanos, País Vasco, viajar, dónde ir en País Vasco

Cristo en la cripta de Aránzazu de Néstor Basterretxea. Foto de Txeng Meng https://goo.gl/FNLF7Y

Y también cuando sales de Aránzazu tendrás esa percepción.
Querrás volver.
No hace falta echar una moneda.
Volverás.

Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on Facebook0Email this to someone