Ya empezó la cuenta atrás para recibir a nuestro navarro preferido: Olentzero. Nos imaginamos lo atareadísimo que debe andar envolviendo regalos y organizando todo bien en su saco para no equivocarse a la hora del reparto. Conmigo el año pasado tuvo un pequeño despiste y en vez del iPhone que le había pedido me trajo un jersey. Creo que alguna se quedaría bien contenta con el error.

Hay muchas historias sobre el origen de este personaje mitológico que trae los regalos el día de Navidad en los hogares de Euskal Herria. Nosotras os vamos a contar la cierta pues quien nos la contó sabe mucho de estas cosas, fiaros….

hada guapa olentzero fiesta de navidad euskadi turismo

 

 

Todo comenzó en los profundos bosques hace mucho, mucho tiempo. Allí vivía un hada muy guapa y con unos ojos tan brillantes que a veces los humanos veían el resplandor desde sus caseríos y pensaban que eran lobos. Pero nada de eso, era nuestra hada que paseaba por el bosque acompañada de sus colegas los galtzagorris.

 

 

galtxagorriak

 

 

 

 

 

Los galtzagorris son unos pequeñísimos genios con forma de personas que visten de mallas rojas ajustadas, y que a veces pueden adquirir forma de insectos. Son realmente simpáticos y amigables, y eran quienes ayudaban al hada en su labor de cuidar a la gente. Muy prácticos estos minúsculos seres, quien posee uno sólo tiene que decirle lo que quiere que haga y el chiquitin trabajará de noche para cumplir sus deseos.

 

hadaybebe

Volviendo a la historia. Un día, mientras el hada peinaba sus cabellos a la orilla de un río, los galtzagorris encontraron a un pequeño bebe humano abandonado entre los helechos. Avisaron al hada que se quedo muy sorprendida de que alguien pudiese haber abandonado allí al chiquitín. Lo cogió entre sus brazos y alzándolo al cielo le dijo: “Te llamaré Olentzero, porque es maravilloso haberte encontrado. Y te daré los regalos de Fuerza, Coraje y Amor por todo el tiempo que vivas”

Este es el caserio en el que vive Olentzero. Foto Jabi Artaraz https://flic.kr/p/8snbY6

Este es el caserio en el que vive Olentzero. Foto Jabi Artaraz https://flic.kr/p/8snbY6

Como el hada no sabía bien como cuidar a un bebe humano lo llevo a un caserío en el que vivían un carbonero y su mujer que no tenían hijos. Al amanecer el hombre se levantó a ordeñar las vacas y encontró al pequeño. Muy feliz se lo llevo a su mujer y desde ese momento lo quisieron y cuidaron como a un hijo.

carboneroPasaron los años, Olentzero era muy feliz ayudando a su padre a hacer carbón y recorriendo los bosques del entorno. Pero un día murieron sus padres y el pobre se quedó muy solo en su casa haciéndose viejo y sin encontrar sentido a su vida.

Pensando, pensando recordó que en el pueblo había una casa en la que vivían unos pequeños que subsistían de lo que generosamente les daban los vecinos. Olentzero, que era muy habilidoso para eso de las tareas manuales, decidió fabricar para ellos juguetes y muñecas que les entregaría cuando fuese al pueblo a vender el carbón.

muñecas

Alistó a su burro y cargó en un saco con sus obras para llevárselas a los niños. Imaginaos lo contentos que se pusieron. Desde ese día cuando Olentzero llegaba al pueblo con su carbón, era rodeado por los niños que lo querían mucho y ya no se sentían tan solos como antes.

Pasaron los años y un día a los bosques, pueblos y montañas llegó una gran tormenta que destruyó muchas cosas y dejo asustados a todos los habitantes del pueblo, y especialmente a los niños que veían como su casa ardía mientras ellos no podían escapar. Olentzero los sacó uno por uno, pero cuando sacaba al último una viga cayó sobre su cabeza y su buen corazón dejó de latir. Todo el pueblo lloraba por él sin poder hacer nada.

art127-volcan-trueno

Pero en esto vieron una potente luz que salía de la casa y allí apareció el hada que había encontrado a nuestro amigo en el bosque cuando era solo un bebe. Le llamó con su dulce voz y le dijo: “Olentzero, has sido un buen hombre, te has dedicado a ayudar a los demás y hasta has dado tu vida por ello. No quiero que te mueras, tu vivirás para siempre. Y como soy hada y mágica, desde ahora digo que tú te dedicarás por siempre a hacer juguetes para que los niños de Euskal Herria sean felices”. Los galtzagorrris que acompañaban al hada se ofrecieron rápidamente a ayudar a Olentzero en esta grata tarea.

Olentzero haciendo felices a los niños. Foto Berriozar (Nafarroa) https://flic.kr/p/iC1Fks

Olentzero haciendo felices a los niños. Foto Berriozar (Nafarroa) https://flic.kr/p/iC1Fks

Niños cantando y tocando sus instrumentos para Olentzero. Foto Berriozar (Nafarroa) https://flic.kr/p/iC1Fks

Niños cantando y tocando sus instrumentos para Olentzero. Foto Berriozar (Nafarroa) https://flic.kr/p/iC1Fks

Y así es amigos y amigas como Olentzero viene todas las navidades a traer regalos a los niños buenos que les cantan bonitas canciones.

Hay quienes no se creen esta historia, pero nosotras os decimos que existe todo lo que tenga un nombre y queremos que exista.

Niños, acordaos de dejarle a Olentzero algo de comer en vuestras casas, porque sabemos que es un poco tripalari.

Feliz navidad!!! Gabon zoriontsuak!!!