Foto Euskadi Basque Country

Foto Euskadi Basque Country

La deliciosa tarta, o pastel, que es la pantxineta (o panchineta) debe su origen a la creatividad que produce la escasez como ocurre en otros muchos elementos que componen la gastronomía vasca. Y la universal desde luego.

Su creación se ubica en la pastelería Otaegui de Donostia en tiempos de la guerra civil española. Era tiempo de carestía y privaciones, así que con lo poco que había se creó la pantxineta, un delicado y gustoso pastel de hojaldre, relleno de crema y cubierto con una crujiente capa de almendra picada.
La pantxineta se convirtió en un clásico de la pastelería donostiarra, rápidamente imitado por los pasteleros del entorno. Aunque a decir de los donostiarras, como la de Otaegui ninguna.

Foto Pastelería Otaegui

Foto Pastelería Otaegui

La pastelería Otaegui abrió por primera vez en 1886. Al principio la pastelería fue también cerería, porque era algo habitual en la epoca lo de vender velas y pasteles en un mismo lugar, al fin y al cabo cera y miel tienen el mismo origen.

Pastelería Otaegui - Detalle del establecimiento de Pedro Otaegui, la Chocolateria Pastelería Foto comercios guipuzcoanos http://bit.ly/1jvRKRV

Pastelería Otaegui – Detalle del establecimiento de Pedro Otaegui, la Chocolateria Pastelería Foto comercios guipuzcoanos http://bit.ly/1jvRKRV

Poco a poco fue adaptándose a los gustos de la clientela de la época, la nobleza y la burguesía atraída en verano a la bella Donostia imitando los gustos de la reina María Cristina, quien había decidido trasladar a su corte al lugar en la época estival.

Grupo de personas en la Playa de la Concha Foto Kutxa fototeca http://bit.ly/Q8um2l

Grupo de personas en la Playa de la Concha Foto Kutxa fototeca http://bit.ly/Q8um2l

Al éxito de la pastelería Otaegui contribuyó el hecho de que la reina fuera más que golosa y a su selecto gusto por todo tipo de pasteles. No en vano, María Cristina había nacido y se había educado en Austria y sabía de las delicias de la pastelería vienesa.

Y ya en los felices años 20, la denominada Belle Epoque, la pastelería Otaegui alcanzó renombre tras recibir el título de «proveedora de la Casa real». Cuentan las crónicas de la época que la reina sentía tal debilidad por el bizcocho de almendra que se elaboraba en Otaegui que pasó a llamarse «Bizcocho real».

Pedro Otaegui y Emiliana Malcorra con dos de sus hijos, Pedro, José y una amiga. Foto comercios donostiarras bit.ly/1jvRKRV

Pedro Otaegui y Emiliana Malcorra con dos de sus hijos, Pedro, José y una amiga. Foto comercios donostiarras bit.ly/1jvRKRV

Hoy la pantxineta traspasa fronteras guipuzcoanas y las que se elaboran en las pastelerías de Zuricalday en Bilbao y alrededores, con su toque secreto, también tienen su punto. Las hacen en triángulo o para disfrutarlas de un bocado.

Foto Martina Zuricalday

Foto Martina Zuricalday

Y en forma de tarta.

Foto Martina Zuricalday

Foto Martina Zuricalday

Y siempre, ya sean en Otaegui o en Zuricalday si se toma ligeramente templada al horno es manjar de Dioses.