Foto Vicente Muñoz http://bit.ly/PlU3fV

Foto Vicente Muñoz http://bit.ly/PlU3fV

Cuentan las leyendas sobre Izaro que este bello islote situado entre Mundaka y Bermeo fue escenario de un amor apasionado entre una joven bermeana y un apasionado fraile del convento ubicado en el lugar allá por el siglo XV.
Cada noche el joven monje nadaba para alcanzar la costa, mientras ella le señalaba el lugar con una vela en su ventana avisándole de que todos dormían. Pero como en las historias románticas de la época, como en Romeo y Julieta, el final fue infeliz.

"El beso" Gustav Klimt

“El beso” Gustav Klimt

Un familiar de la chica descontento con el romance y sabedor de las artimañas de los amantes colocó la vela en un lugar alejado e hizo que el pobre fraile enamorado nadara hacia el lugar equivocado y se ahogara en un golpe de ola contra las rocas.

Foto Martin's http://bit.ly/1jDQdtw

Foto Martin’s http://bit.ly/1jDQdtw

Su amada quiso compartir su destino tirándose desde un acantilado y los cuerpos de los jóvenes fueron devorados por las gaviotas.

gaviotas

Son precisamente estas aves marinas, junto a cormoranes y garcetas, las únicas habitantes del islote hoy en día. Antes hubo conejos que los frailes franciscanos llevaron seguramente para su sustento; e incluso ovejas, en los tiempos en que Izaro era arrendado para el pastoreo.

Del convento franciscano cuenta la leyenda que fue arrasado por Sir Francis Drake en el siglo XVI, aunque los historiadores cotejan fechas y concluyen que no pudo ser que el célebre corsario inglés participara en la escabechina. Seguramente fueron piratas quienes arrasaron la isla, aunque menos ilustres que lo que cuenta la narración popular.

piratas

Leyendas aparte, Izaro luce imponente y mágica desde Mundaka, desde Bermeo, desde Elantxobe. O desde el tren que une Bilbao con algunas de estas bellas localidades.

isla

La propiedad de la isla fue origen de disputas entre las vecinas Bermeo y Mundaka y se cuenta que dirimieron la controversia en una regata en la que los bermeanos salieron victoriosos. Elantxobe, que en un tiempo participó de la disputa, quedó al margen y ejerció de arbitro. Fue un amanecer.

Imanol Mújika (Aketxe) http://bit.ly/1kuqFh7

Imanol Mújika (Aketxe) http://bit.ly/1kuqFh7

Para celebrar la victoria o la paz entre ambos pueblos, cada 22 de julio, día de Santa Magdalena, cientos de embarcaciones parten desde Bermeo y se acercan a la isla. El alcalde de Bermeo, en presencia del de Elantxobe y Mundaka, lanza una teja al mar renovando así la propiedad de la isla de Izaro. Es la fiesta de Madalenas. Obligatorio llevar camisa de arrantzale, pañuelo de fiestas y muchas ganas de biribilketa.

izaro madalenas

Y la fiesta se prolonga hasta que anochece. Hay quien aguanta más. Frente a la isla de Izaro.

Elantxobe

Foto MyBilbaoBizkaia http://bit.ly/1pTuyzt

Foto MyBilbaoBizkaia http://bit.ly/1pTuyzt