Gernikako Arbola. El árbol de Gernika, Guernica, Basque Country, País Vasco, Pays Basque, Euskadi, Euskalerria, turismo

Gernikako Arbola. El árbol de Gernika

En la antigüedad era costumbre que los pueblos, sus representantes, se reunieran al cobijo de un árbol para tratar los asuntos comunes. La práctica desapareció en la mayor parte de los lugares, pero en el caso del País Vasco la costumbre se mantuvo y continúa.

Antes de asumir su cargo, los lehendakaris deben jurar o prometer su mandato bajo el árbol de Gernika. Y es también allí, junto al viejo roble, en la Casa de Juntas donde se reúnen en parlamento los representantes o junteros de Bizkaia elegidos por el pueblo.

El árbol de Gernika más antiguo documentado, el árbol padre, debió ser plantado en algún momento del siglo XIV y sabemos que murió en 1.742.  El tronco de uno de sus retoños se corresponde con el que aún puede verse en el entorno de la Casa de Juntas de Gernika.

Llamado el “árbol viejo” pasó a mejor vida en 1.860. Es desde luego el árbol muerto más fotografiado del mundo y no hay turista ni viajero que se vaya de Gernika sin posar frente al antiguo roble.

Arbol viejo de Gernika, árbol padre de Gernika, Gernikako Arbola. El árbol de Gernika, Guernica, Basque Country, País Vasco, Pays Basque, Euskadi, Euskalerria, turismo

Arbol viejo. Arbol de Gernika plantado en 1.742. Foto Gernikako Arbola en Facebook http://goo.gl/vzsRfA

Otras referencias nos hablan de un roble aún más antiguo que existía ya en el siglo IX. Se cuenta en la leyenda de Jaun Zuria (820-909), el primer señor de Bizkaia, así apodado por su pelo rubio, algo no muy común por tierras vascas.

Testimonio de la jura bajo el árbol de Gernika de aquel antiguo señor dejó el pintor Anselmo Guinea en uno de los óleos que se pueden ver en la sala de Juntas donde se celebran los plenos. Excelente testimonio de un magnífico pintor vasco, que además es el bisabuelo de la que esto escribe.

Jaun Zuria. Casa de Juntas e Gernika, Anselmo Guinea,

Jura de un Señor de Vicaya o Jaun Zuria jurando defender la independencia de Bizkaia (1882) de Anselmo Guinea.

Después del árbol viejo vino otro roble, y después un tercero que se plantó en 1.860 y que fue testigo de una guerra civil y de un bombardeo cruel  que arrasó la villa y a sus gentes y del que, sin embargo, salió indemne.

La cuarta generación del afamado roble entró en la UVI a finales de 2014 y enseguida se certificó su defunción. Fue el más breve porque apenas vivió 29 años.

En marzo se plantó un nuevo retoño de 4 metros de altura que espera a la primavera para mostrarse frondoso.

El bardo Iparraguire fue quien mejor le cantó al árbol de Gernika y según su versión, libre como era el músico de Urretxu, el roble había sido plantado hacía más de 1000 años por el mismísimo Dios.

La letra y la música de su composición son un himno para los vascos de todo el mundo.

Gernikako arbola             Bendito es
da bedeinkatua                 el árbol de Gernika
Euskaldunen artean        amado
guztiz maitatua.                por todos los vascos

José María Iparraguirre, autor del Gernikako Arbola.  Arbol viejo de Gernika, árbol padre de Gernika, Gernikako Arbola. El árbol de Gernika, Guernica, Basque Country, País Vasco, Pays Basque, Euskadi, Euskalerria, turismo

Escultura de Iparragirre en Gernika. Foto de @antoniojoselo en Instagram

Del árbol de Gernika hay retoños por todo el mundo y sobre todo en los lugares donde se concentra la diáspora vasca. En Argentina, Uruguay, Colombia, México, Roma, Francia, Kenia…y en la misma zona cero de Nueva York.

Lo había dicho Iparragirre en su canción:

“Eman ta zabal zazu munduan frutua” (Da y extiende tu fruto por el mundo)

Hoy, parte de esa estrofa, es el bello lema de un templo del saber como es la Universidad del País Vasco. “Eman ta zabal zazu” (Dalo y extiéndelo)