Los enlaces del texto permiten incluir los recursos en tu itinerario de la App Euskadi-Basque Country

Regresando a Gernika, se pueden acometer varios circuitos turísticos. Un poco antes de Arteaga, en el término de Kortezubi, en dirección al valle de Oma, se hallan dos lugares de interés.

Pinturas en la Cueva de Santimamiñe

Pinturas en la Cueva de Santimamiñe

El primero es la cueva de Santimamiñe, templo prehistórico del arte rupestre en Bizkaia. Durante décadas sus galerías han sido visitadas por generaciones de vizcaínos y foráneos que han podido contemplar sus pinturas y grabados rupestres. Después de 90 años de visitas a este tesoro geológico, artístico y arqueológico de Bizkaia, hoy vive una profunda labor de limpieza y conservación que no impide que el público pueda conocer sus tesoros mediante una presentación renovada, en parte física y en parte virtual. Es necesaria la cita por teléfono, o en la oficina de información.

El segundo lugar de interés en el valle de Oma es el Bosque de Oma, más conocido como “el bosque pintado”, sin lugar a dudas una de las obras más conocidas del artista bilbaíno Agustín Ibarrola. Se sitúa dentro de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, en la parte vizcaína de la Costa Vasca, un escondido lugar mágico, en un entorno artístico y natural construido por el hombre con la ayuda de la naturaleza. La obra es una expresión del llamado “land art”, corriente creativa que surge a finales de los años sesenta del siglo XX y que tiene como finalidad trasladar el trabajo artístico a la naturaleza, utilizando el paisaje como marco, soporte y materia prima.

El escultor comenzó a pintar en el año 1983 sobre los troncos de más de 500 pinos figuras humanas, animales y geométricas que dotan de habitantes mágicos al bosque, algunos de los cuales sólo se hacen visibles desde posiciones determinadas, en las que las imágenes de distintos troncos forman una imagen conjunta. Según Ibarrola, el bosque pintado invita a cada persona a recomponer las imágenes señaladas y las que surgen de su imaginación, así como a añadir sus propias motivaciones históricas, mitológicas o sus estados de ánimo, en un lugar muy cercano a las cuevas de Santimamiñe.

Para llegar hasta el Bosque de Oma, ubicado en la localidad de Kortezubi, es necesario hacer un camino de 7,4 kilómetros a pie. La primera parte del recorrido es el camino de tierra que se adentra en el bosque delante del restaurante Lezika, donde se permiten dejar el coche en el parking para poder hacer la excursión.

euskadi-basque-country-oma

Bosque de Oma, el bosque pintado del artista Agustín Ibarrola