Cascada de Gujuli/Goiuri en Urkabustaiz. Foto Mikel Martinez de Osaba https://flic.kr/p/QaisZ5

 

La cascada de Gujuli (Goiuri en euskera) no es sólo la vista de las aguas del río Oiardo que se precipitan salvajemente al vacío. Es el entorno, es la música que lleva el agua, es el silencio de sus senderos y la paz de sus prados.

Estamos en el enclave de Urkabustaiz, en Alava. En la vertiente sur del Parque natural del Gorbea.

Es la cascada de Gujuli, y aquí se oye llorar a un pastor. Es Urjauzi.

Pasó hace miles y miles de años después de que el zagal le robara a Baigorri, la lamia del lugar, su espejo mágico. Urjauzi utilizó durante un tiempo la magia del espejo con avaricia, y cuando la lamia le volvió a encontrar, meses o años después, dormitando bajo un haya con el objeto robado, le castigó convirtiéndole en cascada. Su sollozo se escucha aún en los días de lluvia y viento.

La explicación geológica de la cascada es tan hermosa como la leyenda. El río Oiardo tardó miles de años en horadar el precipicio para que las aguas caigan como a través de una garganta, 100 metros de descenso. Cada segundo, 380 litros de agua se desploman en dos cauces horadando la tierra al lado de un extenso bosque de hayedos.

La temporada ideal para visitar la cascada de Gujuli es el invierno y la primavera, en época de lluvias y de deshielo, cuando el caudal del Oiardo, un afluente del Altube,  es abundante.

Todo es calma en el camino a la cascada. Sólo se oye a lo lejos el sonido del agua. ¿O tal vez sea el llorón de Urjauzi?

Cascada de Gujuli, Cascada de Goiuri, río Oiardo, Oyardo, Alava, País Vasco, Euskadi, Araba, Basque Country, Pays Basque, Euskalerria, senderismo, viajar con niños, turismo, Urkabustaiz

Camino hacia la cascada de Gujuli/Goiuri

Es fácil llegar desde Murgia, que es nuestro centro de operaciones, en nuestra visita de un día a los parajes que esconde la cuadrilla alavesa de Zuia.  Es uno de los últimos días del invierno, pero parece primavera.

Nos guía en nuestra visita Libe de la empresa Ttipia, especialista en rutas guiadas por el lugar.

En el entorno de la cascada de Gujuli encontramos un antiguo molino ubicado a la vera del Oiardo que aquí es poco más que un riachuelo.

Merece la pena visitarlo. Y además la puerta está abierta para los visitantes. Respetemos el lugar para que siempre siga abierta.

Cascada de Gujuli, Cascada de Goiuri, río Oiardo, Oyardo, Alava, País Vasco, Euskadi, Araba, Basque Country, Pays Basque, Euskalerria, senderismo, viajar con niños, turismo, Urkabustaiz

Molino en las inmediaciones de la cascada de Gujuli/Goiuri

En su interior se conserva la maquinaria del molino tal y como era originalmente, pero renovada.

Es un lugar ideal para visitar con niños. Les encantará observar cómo se molía el trigo y el maíz, y salir por la puerta trasera hasta el arroyo.

Nosotras disfrutamos como niñas curioseando cada esquina del molino y escuchando las leyendas que nos contó Libe sobre avariciosos molineros que sisaban la harina a los aldeanos del lugar.

Cascada de Gujuli, Cascada de Goiuri, río Oiardo, Oyardo, Alava, País Vasco, Euskadi, Araba, Basque Country, Pays Basque, Euskalerria, senderismo, viajar con niños, turismo, Urkabustaiz

Interior del molino en las inmediaciones de la cascada de Gujuli/Goiuri

Un poco más adelante, encontramos  la Iglesia de Santiago, situada en el barrio de Abajo. De estilo románico rural, aun conserva escrito con caracteres antiguos el nombre de “Jacobi”, y en la trasera puede verse un pequeño cementerio oculto por la hierba.

Si tapamos con la mano el ventanal nos parecerá que, más que ante una iglesia, nos encontramos ante un caserío.

Curioso el románico rural.

Cascada de Gujuli, Cascada de Goiuri, río Oiardo, Oyardo, Alava, País Vasco, Euskadi, Araba, Basque Country, Pays Basque, Euskalerria, senderismo, viajar con niños, turismo, Urkabustaiz

Iglesia de Santiago en las inmediaciones de la cascada de Gujuli/Goiuri

Nuestra última visita antes de comer en este día soleado de invierno es al Calero de Sarria. Una construcción con más de un siglo de antigüedad donde hasta los años 30 se elaboraba la cal que luego servía de abono, o como pintura para blanquear paredes.

Luego la cal fue sustuída por abono químico y por pintura sintética y los caleros desaparecieron.

Menos éste. Es un privilegio descubrirlo.

Cascada de Gujuli, Cascada de Goiuri, río Oiardo, Oyardo, Alava, País Vasco, Euskadi, Araba, Basque Country, Pays Basque, Euskalerria, senderismo, viajar con niños, turismo, Urkabustaiz

Calero en Zuia

Regresamos a Murgia para comer en Casa Areso, un lugar muy recomendable donde por 12 euros pudimos elegir entre un extenso menú del día de calidad.

Nos queda toda la tarde y muchos lugares aún por descubrir en la Cuadrilla de Zuia.

Os lo contamos otro día y en otro post.

Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest21Share on Facebook16Email this to someone