Escultura de Don Diego López de Haro, fundador de Bilbao en 1300

Escultura de Don Diego López de Haro, fundador de Bilbao en 1300

1.- A Don Diego López de Haro, el V de la estirpe, los bilbaínos de la época le apodaron “El Intruso”. Ocurrió que tras el asesinato de su hermano, Señor de Bizkaia, reclamó para sí el privilegio del señorío y hubo de enfrentarse a su sobrina, María Díaz de Haro, más conocida por el pueblo como “María la buena”. Don Diego alegó en su favor que no existía precedente de que el señorío recayera en una mujer, y el cargo le fue finalmente concedido con la promesa de que a su muerte fuera su sobrina la nueva señora de Bizkaia, como así fue.

2.- Fundo la villa de Bilbao el 15 de junio de 1300. Antes, era una aldea de mareantes y pescadores, aunque  ya existían algunas casas torre, la iglesia de Santiago (hoy catedral) y tres calles: Somera, Artecalle y Tendería. 10 años después, tras su muerte, María Díaz de Haro la refundó mediante carta privilegio y en los mismos términos que Don Diego. Pero sin mencionarle. Así que Bilbao fue fundada en dos ocasiones.

3.- A pesar de las disputas entre tío y sobrina, los nombres de ambos han quedado unidos en la confluencia de dos importantes calles de Bilbao: la Gran Vía de Don Diego López de Haro y María Díaz de Haro.

4.- Don Diego, a pesar de ser Señor de Bizkaia y fundador, ni nació ni murió, ni casi vivió en Bilbao. Fue hombre de guerras y de intrigas, y su final le llegó en Algeciras en una campaña militar en la que acompañaba al rey Fernando VI. No murió guerreando, sino en la cama. Algunas fuentes dicen que por la peste y otras que por un ataque de gota.

5.- Se desconoce donde se encuentran sus restos mortales, pero lo que es seguro es que tampoco están en Bilbao. Según crónicas de la época habría sido enterrado en un convento franciscano de Burgos junto a su mujer, la infanta Violante de Castilla, hija de Alfonso X el Sabio y hermana del asesino de su hermano.

6.- El hermano de Don Diego, Lope Díaz de Haro III, otro poderoso magnate del momento, había muerto en Alfaro (1288) en una disputa con el rey Sancho IV El Bravo por unos castillos usurpados. Le sacó un cuchillo al rey y sus esbirros le cortaron la mano que portaba el cuchillo con la espada y le arrearon un mazazo en la cabeza que lo envió al otro mundo.

7.- En 1895 un grupo de bilbaínos realizó una expedición a Nájera para reclamar los restos del fundador, pero el Lope de Haro allí enterrado era otro.

8.- Entre los altos cargos que ostentó durante su vida figuran el de mayordomo mayor, alférez real, adelantado mayor de Castilla y general de la Frontera sobre los moros.

9.- La escultura que recuerda al fundador de la villa de Bilbao es obra del artista Mariano Benlliure. Realizada en bronce y piedra marmórea muestra a Don Diego de pie, vestido con cota de mallas y espada y puñal al cinto. En su mano derecha muestra la carta fundacional y con el brazo izquierdo sostiene el casco guerrero.

10.- El coste de la escultura fue de 55.000 pesetas. Inicialmente se colocó en la Plaza Nueva, pero de ahí se retiró para construir un quiosco de música y fue trasladado a su actual ubicación en la Plaza Circular.